Hacia rutas salvajes. La historia de Chris McCandless

Hacia rutas salvajes. La historia de Chris McCandless

Hacia rutas salvajes (Into the Wild, 1996) es la historia real de Chris McCandless, de unos veinte años, que deja una cómoda vida en las afueras de Annandale (Virginia, EE. UU), junto a sus padres y hermana, para adentrarse en los bosques de Alaska, «buscando la libertad y huyendo de la opresión», según sus propias palabras. El tema se aborda desde una perspectiva psicológica. El autor nos muestra cómo el joven vivió la aventura de hacer rutas inexplorables o poco accesibles de Alaska, de modo que nos introduce en su manera de pensar y de sentir y nos hace partícipes de la experiencia.

Se trata de un relato que intenta ser lo más fidedigno posible con lo que le sucedió a Chris McCandless tras su decisión de adentrarse en Alaska solo. La trama se plantea con una mezcla de periodismo de investigación y una exposición imaginaria de los diálogos, que no de los hechos (que como digo son reales). Desde el principio este libro consigue captar nuestra atención, ya que el autor crea un clímax muy particular, con un claro planteamiento donde se muestra qué persigue el autor al contarnos la historia; qué pudo sucederle a Chris McCandless tras su aventura.

Existen momentos de conflicto en la relación con su padre y en el modo en que algunos opinaron acerca de su viaje. Toda la trama gira alrededor de la figura de Chris y nos permite hacernos cómplice de su manera de actuar y pensar. El autor muestra los pasajes literarios que iba leyendo (Leon Tolstoi o Nikolai Gogol) y expone una analogía de una expedición que llevó él a cabo en su etapa de alpinista para que empaticemos con lo que pudo llevar al protagonista a tomar la decisión de abandonarlo todo para adentrarse en lugares maravillosamente peligrosos para un joven inexperto sin medios adecuados.

Johr Krakauer (Brookline, Massachusetts, 1954), llevó a cabo una exhaustiva investigación en la que realizó entrevistas a diversos profesionales, habló con personas con las que se había encontrado McCandless, leyó los libros que él había leído durante la travesía y realizó el tramo final de su aventura. Como consecuenia, en el libro podemos sentir una actitud del autor hacia McCandless de total simpatía. Del mismo modo, los personajes están muy bien construidos y desarrollados a lo largo de la historia.

Está escrito con un lenguaje claro y sencillo que consigue descripciones fascinantes y evocadoras de lugares salvajes y atractivos. La descripción de todos estos paisajes consigue que el lector quede empequeñecido ante la majestuosidad de la Naturaleza. Al leer este libro, sientes una mezcla de admiración, inquietud y temor ante lo desconocido del paisaje que no deja indiferente. Existe una película de 2007 con el mismo título, que es una adaptación de la novela, dirigida por de Sean Penn.

4 Comments

  • Fran García
    14 julio, 2019

    El libro no lo he leído, me lo apunto, sobre todo por lo que comentas al respecto de la descripción de la Naturaleza. Pero la película me impactó mucho en su momento cuando la vi: fue una especie de impulso del tipo “toma las riendas de tu vida para experimentar lo que realmente necesitas” que me acompañó durante mucho tiempo, quizás aún lo hace.
    Y, sobre todo, por el mensaje final: Christopher se pasa la película buscando estar a solas en comunión con la naturaleza para encontrar la felicidad, huyendo de la sociedad hipócrita en la que vive que parece dictarle los próximos pasos hacia su camino de realización personal. Sin embargo, su última anotación en el diario fue “happiness is only real when shared”. Maravilloso. Demoledor. Una lección tremenda.
    Enhorabuena por la web y por compartir tus experiencias.

  • Lorena Montalban
    26 julio, 2019

    Gran libro Alex, te hace reflexionar acerca de la sociedad y cómo nos relacionamos con la naturaleza. Por cierto enhorabuena por la web, genial leer comentarios sobre libros de distintas temáticas, he apuntado algunos para mi lista de lectura.

Post a Comment