La invención de Morel. Una historia de amor imposible

La invención de Morel. Una historia de amor imposible

La invención de Morel es una novela de Adolfo Bioy Casares (Buenos Aires, 1914 – Buenos Aires, 1999) que como define Borges en su prólogo, se trata de «una novela psicológica que propende a ser informe». Un hombre que pasa los días en una isla cuya existencia no sabemos si es real o ficticia o si todo es producto de su propia alucinación y cuyos actos y pensamientos nos derivan a un desenlace de género fantástico.

La vida del personaje principal (del que desconocemos el nombre y al que Trinidad Barrera López, catedrática de Literatura Española de la Universidad de Sevilla, denomina el isleño sin nombre), repleta de sueños incansables y oscuros días de supervivencia malsana y la aparición del amor por una mujer a la que siente distante e indiferente e incluso, a veces, soñada, que día a día aparece junto al mar y cuya tranquilidad le aterra, son algunos de los elementos que conforman la novela cuyo desenlace pasa por el terrrorífico invento de Morel, el cual nos hará comprender toda la trama que al principio se nos hacía compleja.

La novela está narrada en primera persona, en forma de diario personal, y resulta compleja por el entramado de pensamientos del isleño que se funden con los que había plasmado Morel en su diario tiempo atrás, donde explicaba su invención. Así, el isleño se convertirá en un continuador de Morel, en la medida en que deja escrito en su diario el deseo de que alguien pueda completar dicho experimento, y en palabras de Barrera López, «completa en parte el experimento moreliano y lo abre, como Morel, a posibles modificaciones futuras».

La compleja lucha mental del isleño, que se debate entre la razón y la pasión, y su desesperación por no poder establecer contacto con Faustine, hacen que su impulsividad y su neurosis se acrecienten, replanteándose una y otra vez sus propios pensamientos. La isla es una metáfora del aislamiento y la soledad. Otros autores anteriores a Bioy Casares la utilizaron como localización de sus poemas y aventuras y así lo describe en su diario: «¡Cómo hay de ocupaciones en la isla solitaria!» o «hace tanto que no veo gente». Para contrarrestar esa soledad, el isleño escribe y busca en la figura de Faustine un acercamiento que sacie su necesidad de contacto porque «ahora la mujer del pañuelo me resulta imprescindible».

Según Barrera López, una lectura crítica de la obra podría llevarnos a intentar «dilucidar las claves metafísicas que yacen en sus planteamientos (los de Bioy Casares) fantásticos ya desde el momento en que Octavio Paz anunciara que “el tema de Bioy Casares no es cósmico sino metafísico”». El cuestionamiento que hace el protagonista de todo cuanto le rodea, incluida su propia existencia, nos lleva a los pensamientos de Heidegger sobre la metafísica, «toda pregunta metafísica solo puede ser preguntada de tal modo que aquel que la pregunta está también incluido en la pregunta, es decir, está también cuestionado en ella».

La novela presenta múltiples interpretaciones; metáfora de la soledad y del aprisionamiento de muchas personas en una vida vacía y rutinaria, sin alicientes ni motivaciones, reflexión metafísica del estado vida/muerte y pensamientos autocuestionados, la pesadilla de vivir y la de morir, lo efímero de la vida y del tiempo, o, como apunta Barrera López, «metáfora de la creación del mundo, de la soledad de la escritura, de la relación del autor con su texto, de los papeles intercambiables entre realidad y fantasía» o «de ese principio tan afín a los relatos o personajes de Bioy Casares “vivir implica enfrentarse a la aventura y al peligro».

La novela se publicó en 1940 y con ella obtuvo el premio Municipal de Buenos Aires.

Existe una genial adaptación de la novela al cine titulada El año pasado en Marienbad (L’Année dernière à Marienbad, 1961), del director francés Alain Resnais (Vannes, 1922 – París, 2014), protagonizada por Delphine Seyrig, Giorgio Albertazzi y Sacha Pitoeff, en la que se consigue plasmar el ambiente onírico y la confusión entre realidad y ficción propias de la novela.

BIBLIOGRAFÍA:

BIOY CASARES, A. (2017): La invención de Morel. Editorial Austral, Barcelona.

HEIDEGGER, M. (1929): ¿Qué es metafísica?. Consultado en Academia.edu

PAZ SOLDÁN, E. (2007): La imagen fotográfica, entre el aura y el cuestionamiento de la identidad: una lectura de “La paraguaya” de Augusto Céspedes y La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares. Revista Iberoamericana, número 221.

SÁBATO, E. (1973): Uno y el Universo. Editorial Sudamericana, Buenos Aires.

Post a Comment