Largo pétalo de mar. Viaje en el Winnipeg

Largo pétalo de mar. Viaje en el Winnipeg

En Largo pétalo de mar, el último libro de Isabel Allende (Lima, Perú, 1942), somos parte de un viaje a bordo del Winnipeg, desde una España derruida y desolada tras la Guerra Civil, hasta una Chile donde se muestra latente una sociedad dividida políticamente; división que años después conducirá al golpe de Estado de Pinochet. Es la historia del médico Víctor Dalmau (basado en la figura de Víctor Pey) y de la pianista y compositora Roser Bruguera entre dos tierras amadas y destrozadas por el odio y la violencia.

victor-dalmau-largo-petalo
largo-petalo-guerra-civil

Dalmau ingresa en el Ejército Republicano en 1936, pero un accidente en el Frente de Teruel le parte la pierna y queda en la retaguardia como médico. Allí observará la fealdad del conflicto, se enfrentará al cansancio, las heridas y las muertes y cada vez será más consciente de que la guerra se va perdiendo y que todo esfuerzo podría ser inútil. No obstante, la esperanza de que la República venza estará presente en Víctor hasta la derrota final.

A pesar de los sentimientos de odio, terror o rencor que provoca la guerra, también hay lugar para pequeñas historias de solidaridad y amor, como la maternidad de Elna, creada por Elisabeth Eidenbenz para que «las mujeres pudieran dar a luz y cuidar a sus hijos». La maternidad de Elna era una institución, fundada en 1939, que protegió a centenares de republicanas exiliadas en Francia tras huir de la Guerra Civil. Ayudó a nacer a más de 500 bebés y lo cerró la Gestapo en 1944.

maternidad-elna-guerra
angeles-mer-largo-petalo-mar

Tras la guerra llegó el exilio a Angelès-sur-Mer (Francia), en una playa cercada por «alambres de púas» y «vigilada por gendarmes y tropas senegalesas». La descripción de los campos de refugiados, con la temerosa Francia cerrando fronteras por la migración masiva, nos muestra un tema de gran actualidad; el hecho de que a nadie le interesa acoger a millones de bocas hambrientas. Pero además del hambre y las enfermedades, las condiciones de vida inhumanas en las que vivían se llevaron las vidas de aquellos que no habían perecido antes en el conflicto.

La llegada del poeta Pablo Neruda como cónsul especial para gestionar la emigración española en París será como un oasis en el desierto de desolación en el que se encontraban los españoles. El barco de carga Winnipeg, que había sido comprado por el Partido Comunista Francés y el Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles, trasladará a unos dos mil exiliados a Chile, desde el muelle de Trompeloup en Bourdeos, el 4 de agosto de 1939. El exilio a Chile, los amores y desencuentros que experimenta Víctor Dalmau y las hermosas descripciones poéticas de Neruda, nos llevarán por Chile, ese «largo pétalo de mar y vino y nieve… con una cinta de espuma blanca y negra». Llegaron el 3 de septiembre de 1939, justo cuando estallaba la Segunda Guerra Mundial, y así definió Neruda aquel momento: «Que la crítica borre toda mi poesía, si le parece. Pero este poema, que hoy recuerdo, no podrá borrarlo nadie».

roser-largo-petalo-mar

Víctor entablará amistad con Salvador Allende, con quien compartirá partidas de ajedrez y tendrá una relación con Ofelia del Solar, la hija de una familia conservadora donde lo más importante son las apariencias y las formalidades por encima, incluso, de los vínculos familiares, más bien frágiles, donde la religión católica domina sus vidas y pensamientos, donde se viven vidas que no se desean realmente y donde los sentimientos son acallados en muchos casos. Pero también viviremos el cariño, la amistad y, en palabras de la propia autora, «el amor maduro» entre Víctor y Roser, cuyo «implacable sentido de la realidad la salvaba de los deseos frustrados, los reproches inútiles, los pesados rencores y el vicio de lamentarse».

La novela conjuga diversos elementos; el empezar de nuevo en otro país, las secuelas de la guerra, la melancolía por la tierra forzadamente abandonada que conduce a un amor dividido entre la tierra de origen y la de acogida, el descubrimiento de que ya no somos de un único lugar, los reencuentros con personas queridas, la importancia de conservar la memoria histórica colectiva para conformar la identidad de los pueblos y no cometer los mismos errores y la aleatoriedad de nacer en un determinado lugar en el que los intereses políticos de unos pocos pueden dominar la vida de muchas personas. En definitiva estamos ante una novela emotiva, en un período amplio entre dos países que sufrieron esos dos acontecimientos políticos represivos, donde todas las historias quedan hiladas, con un lenguaje formal pero ameno, con personajes interesantes, mujeres fuertes e inteligentes y con los versos de Pablo Neruda que van describiendo Chile y todo lo que aconteció a su época histórica.

valparaiso-largo-petalo-mar

12 Comments

  • Marta Folgado
    4 julio, 2019

    Gracias Alejandra por la reseña. El libro me ha parecido una delicia. Aún siendo un libro tan histórico y documentado, que trata un reciente pasado pero tan vigente y actual en nuestros días, aún siendo tan lejano y a la vez tan cercano, es un libro con una narrativa espléndida. Me han encantado los personajes, sus vidas y los hilos que las entrelazan.

  • Carmenza Schürch-Botero
    5 julio, 2019

    Yo creo que es una obra rica que tiene mucho que sacarle hasta el final. Aparte del acontecimiento político que alterna con el respaldo del catolicismo, con sus afanes de poder, sin importar la vida de sus semejantes, muestra en la odisea del exilio a la mentalidad del migrante que termina echando raíces donde „viven sus sueños”, como expresa el poeta al inicio del libro, y como Víctor lo reconoce al final de su vida, expresando que “He sido extranjero, sin saber que tenia raíces profundas”.

  • Fátima del Olmo
    6 julio, 2019

    Una reseña que capta muy bien la esencia de este libro. Muy recomendable. Fluye constantemente

  • carolina Wuersch
    7 julio, 2019

    Me gustó mucho tu análisis literario sobre este libro de Isabel Allende “Largo pétalo de mar “. El libro me encantó, me acaparó su lectura, me hizo meditar, pensar mucho. Hay pasajes que son muy profundos, que tocan el alma! Impresionante cómo abarca tantos temas y sentimientos….

  • Betsy Stirnimann
    8 julio, 2019

    Me gusta mucho lo que leo en “El faro de las letras”. La reseña sobre Largo pétalo de mar” introduce mejor al lector en ese espacio que para muchos, todavía sigue estando lejano.
    Gracias por permitirnos disfrutar de esta luz que nos dejan tus letras, Alejandra.

  • Eva Carbó
    8 julio, 2019

    Muy interesante reseña de la nueva obra de Isabel Allende. El libro me ha encantado y he disfrutado mucho leyéndolo. La historia que narra, la fuerza de los personajes y los sentimientos que nos transmite a través de ellos. Un libro para recomendar a cualquier amante de la lectura. Estoy deseando que salga la traducción en alemán y poder regalar unos cuantos para que amigos y amigas de aquí puedan aprender un poquito más de nuestra historia reciente a la vez que disfrutan de una apasionante lectura.
    Me gustaría aprovechar mi primer post para darte la enhorabuena por esta revista literaria que has creado ¡Me encanta! Gracias por compartir tu pasión por la literatura. Un besot.

Post a Comment