París Texas. La búsqueda de la identidad

París Texas. La búsqueda de la identidad

Hablar de París, Texas es hablar del viaje íntimo retrospectivo, en una atmósfera de soledad atrayente entre el desierto de Mojave y las ciudades de Los Ángeles y Houston. La mirada profunda e incomprendida de Travis (Harry Dean Stanton), la genial música del compositor y guitarrista Ry Cooder y el polvo del desierto, nos inician en esa búsqueda de no sabemos muy bien qué a la que nos conduce el protagonista.

El encuentro con el hermano (Dean Stockwell) le hará conectar con la realidad e ir avanzando en ese recorrido hacia el autoconocimiento, reconstruyendo fragmentos de su vida. El comienzo de París, Texas es interesante musicalmente hablando, ya que nos muestra unas imágenes acompañadas por una melodía minimalista de guitarra, que crea una atmósfera atípica donde el fondo de Monument Valley nos recuerda a los clásicos westerns. Pero la música también será importante en otras escenas de la película para establecer un diálogo sin palabras entre los personajes.

La película la rodó Wim Wenders, un director de cine alemán nacido en 1945 en Düsseldorf que fue aclamado en su momento por los círculos independientes del cine estadounidense. Desde joven se interesó por el arte, la música y la pintura. Colaboró como crítico de cine en la revista alemana Film Kritik y estudió en la Escuela Superior de Cine y Televisión. Amigo del cantante de U2, Bono, rodó para su grupo el vídeo Night and Day. En 1978 cruzó el charco para rodar en EE. UU El hombre de Chinatown (Hammet) pero no tuvo demasiado éxito, debido a las complicadas relaciones con el productor de la película (Francis Ford Coppola). Tras esta experiencia decidió ser el productor de sus propias películas y así fue como creó la productora Road Movies.

París, Texas se considera una road movie al igual que otras películas del director, como Falso movimiento (Falsche Bewegung), aunque mezclando algunos otros géneros en menor medida; el western, la comedia, el melodrama y el documental. A su regreso a Alemania, en 1987, rueda El cielo sobre Berlín (Der Himmel über Berlin) con Bruno Ganz como actor principal, que posteriormente sería adaptada en Hollywood. Otras películas del director son El amigo americano (Der Ameikanische Freund, 1977), Más allá de las nubes (All dilà delle nuvole, 1995, con Michelangelo Antonioni), El final de la violencia (The end of violence, 1997) o el documental musical Buena Vista Social Club (1998).

La música de Ry Cooder impacta de tal modo que se convierte en un elemento más de la narración de la historia creando un ambiente emocional que capta la atención e hipnotiza. Ry Cooder nació en Los Ángeles en 1947. Guitarrista de blues, comenzó a componer con un banjo. Músico multiinstumentista, amante de la música folk, el gospel y las músicas del mundo, ha colaborado con artistas como Ali Farka Touré, Eric Clapton, The Rolling Stones, Van Morrison, Neil Young o Carlos Núñez. Produjo Buena Vista Social Club de Wim Wenders y la revista Rolling Stone lo proclamó el 8º mejor guitarrista de todos los tiempos por delante de Keith Richards (The Rolling Stones).

Cabe destacar también la genial fototografía de Robby Müller y el guión adaptado de los textos del actor Sam Sephard. La película ganó diversos premios, entre ellos, la Palma de Oro del Festival de Cannes en 1984, el David de Donatello en 1985 y el Fotogramas de Plata de 1985 y estuvo nominada a los Globos de Oro, a los premios César y a los BAFTA, ganando Wim Wenders en la categoría de mejor director.

Post a Comment